Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación de Cuba, invitó a participar en la decimoséptima edición del Congreso Internacional Pedagogía 2021, que se desarrollará en La Habana.

La ministra firmó la convocatoria para la XVII edición del evento, el cual debido a la situación epidemiológica que afecta al mundo desde hace varios meses, se efectuará por primera vez en la modalidad virtual, del primero al cinco de febrero de 2021.

El lunes 25 de enero de 2021 será la fecha límite de inscripción, con una cuota de 50 CUC, y según el Ministerio de Educación, el programa científico incluirá conferencias de personalidades, cursos precongreso y foro debate de simposios.

El Congreso girará en torno a temáticas específicas entre las que destaca la educación en valores ciudadanos, la cooperación internacional y la cultura de paz en la obra educacional cubana, latinoamericana y mundial.

También se analizará el pensamiento educativo latinoamericano y mundial, junto a la influencia de los sindicatos y gremios de docentes en la sostenibilidad de los sistemas educativos.

El perfeccionamiento y transformación de los sistemas educativos, ante la necesidad de la atención integral a la infancia, la adolescencia y la juventud, su educación inclusiva, equitativa, de calidad y aprendizaje durante toda la vida, junto al papel de las universidades, es otro de los temas en la mira.

Se analizarán igualmente, las políticas públicas en ciencia, tecnología, innovación, en las tecnologías de la información y las comunicaciones, a favor de la educación, el deporte y la cultura para el desarrollo sostenible.

En ese sentido, se hará un aproximamiento a la educación y gestión ambiental para el desarrollo sostenible, la prevención y mitigación de multirriesgo de desastres naturales, tecnológicos y sanitarios.

Otros de los temas son la alfabetización y educación de jóvenes y adultos; la evaluación de la calidad para una educación inclusiva y equitativa en el marco de la Agenda Educativa 2030; la formación técnica-profesional y laboral de calidad, así como su contribución al desarrollo socioeconómico de los países.

De igual manera, será relevante la mirada hacia la prevención, desde los sistemas educativos dirigidos a garantizar la protección de niñas, niños y adolescentes contra las diferentes formas de violencia, las adicciones, la trata de personas y otras conductas asociadas.