Cuba lleva cuatro jornadas superando la cifra de 500 contagios de COVID-19. Al cierre de este jueves fueron 547 nuevos casos, para un acumulado de 17 096 confirmados desde marzo de 2020. Ante esta curva ascendente el Gobierno ha retomado medidas restrictivas como el regreso de varios territorios a la fase de transmisión autóctona limitada.

Para valorar la situación epidemiológica del país en medio de este rebrote comparece en la Mesa Redonda el ministro de Salud Pública, Dr. José Ángel Portal Miranda.

Ministro de Salud: Es bien compleja la situación internacional

 En esta jornada, el mundo rebasó la cifra de dos millones de muertos por la enfermedad y ya supera los 93 millones de contagiados. “Es bien compleja la situación internacional. Varios países siguen emergiendo tras meses de confinamiento por el coronavirus, y este aumento de casos muestra que la pandemia no terminará pronto; lejos de ceder, nuevamente se está acelerando”, dijo Portal Miranda en el inicio del programa televisivo.

Hizo alusión a la alerta realizada a la comunidad internacional, el pasado 11 de enero, por el director general de la Organización Mundial de la Salud, sobre la aparición de una nueva cepa del virus, “una realidad que tiene que preocuparnos y ocuparnos a todos, pues mientras más se extienda el virus, mayores serán las probabilidades de que se produzcan en él nuevos cambios”.

Esto puede provocar –dijo el ministro– una oleada de casos y hospitalizaciones, lo cual plantea un gran problema para los trabajadores de la salud y los hospitales en el mundo, que ya están cerca de sobrepasar el máximo de sus capacidades.

Cuba no ha llegado a esta situación, aclaró, aunque manifestó la necesidad de evitar que siga creciendo la propagación en el país y poder contenerla. 

El director general de la OMS también hacía un nuevo llamado a la solidaridad como nunca antes, entre todos, países y personas, para enfrentar este peligroso virus. Al respecto, en su mensaje de este viernes, el secretario general de la ONU, António Guterres, advertía que “la ciencia tiene éxito, pero la solidaridad fracasa”.

El ministro cubano de Salud destacó que todas las naciones están enfrascados en prevenir infecciones, reducir los casos y proteger los sistemas de salud y salvar vidas, en tanto se logran implementar vacunas altamente efectivas y seguras para poblaciones de alto riesgo. En ese contexto, consideró decisiva, también, la solidaridad entre las personas.

En el caso de Cuba, el grupo temporal de trabajo que encabeza el presidente chequea permanentemente la situación en el país, a la par que se sigue trabajando para disponer de vacunas, teniendo en cuenta que aunque se habla de números de vacunas, estas aún no están totalmente accesibles y demorará un tiempo elevar la inmunidad.

Al actualizar sobre la situación internacional, Portal Miranda dijo que después de dos semanas de informes bajos, probablemente debido al periodo de vacaciones de fin de año, se registra la tendencia general al alza, con poco menos de cinco millones de nuevos casos reportados la semana pasada en todo el planeta.

El número de nuevas muertes también ha mostrado una tendencia similar, con más de 85 000 decesos reportados la semana pasada, un aumento del 11%. El 9 de enero, el mundo superó por primera vez la cifra de 15 000 fallecimientos diarios por COVID-19, de acuerdo con información recopilada por la OMS.

Todas las regiones, excepto el sudeste de Asia, han mostrado un aumento en las cifras de nuevos casos. África y las Américas reportan aumentos de más del 30%.

La región de las Américas representó el 51% del total de nuevos casos y el 45% de todas las muertes a nivel mundial en la última semana, mientras que Europa tuvo un menor aumento en casos nuevos (10%). Sin embargo, todavía esa región representa más de un tercio de los casos a nivel mundial. 

En la última semana, los cinco países que notificaron el mayor número de casos fueron Estados Unidos (1 786 773 casos, un aumento de 35%), Reino Unido (417 620 casos, +22%), Brasil (313 130 casos, +24%) y Alemania (142 861 casos, revirtiendo la tendencia de la semana pasada a disminuir, con un aumento de 15%).

“Casi todos los días se están sumando nuevos países que exigen PCR a todos los viajeros antes de entrar a su territorio, debido a la dispersión que tiene la enfermedad y el riesgo de importarla”, señaló Portal Miranda.

“Es un escenario bien complejo, que tenemos que seguir mirando; lo hemos estado mirando para tomar nuevas decisiones, incluidas las medidas que se han estado anunciando. Todos coincidimos en que era necesario abrir el país, no solo por cuestiones económicas sino también humanitarias, para que los cubanos pudieran retornar al país y visitar a su familia”.

Sin lugar a dudas –reconoció–, ha sido un riesgo muy alto en este escenario, que de alguna manera ha generado un conflicto en el país.

Cuba tiene que seguir apostando al desarrollo de su vacuna 

Al abordar las diferencias entre países en la actualidad en cuanto al acceso a las vacunas, también señalada por el secretario de la ONU este viernes, el ministro de Salud Pública recordó que Cuba es una nación con limitados recursos económicos y un férreo bloqueo impuesto por EE.UU., el cual limita financieramente su acceso a cualquier tipo de vacunas, que, además de no estar totalmente disponibles, tienen precios inalcanzables. 

“Se habla de generar un fondo mundial y de otras iniciativas, pero el mundo realmente no se ha puesto de acuerdo. De ahí que Cuba tiene que seguir apostando al desarrollo de la vacuna cubana, que sigue avanzando, y los científicos están poniendo todo su empeño para que en un tiempo no lejano tener la soberanía y la protección de la población”.

Portal Miranda felicitó, en ocasión del Día de la Ciencia Cubana, a los científicos e investigadores del país, cuya labor en estos complejos meses ha sido decisiva en la búsqueda y obtención de las mejores respuestas para enfrentar la COVID-19.

“La pandemia causada por el SARS-CoV-2 ha demandado un esfuerzo extraordinario del sector de la salud cubano, como parte del cual nuestros científicos, en unión de otros sectores estratégicos de la sociedad, han asumido enormes desafíos que han puesto de manifiesto, en primer lugar, su compromiso con la salud del pueblo, así como la calidad humana y profesional, la modestia y el desinterés que los distingue”, destacó.

Agradeció a esos profesionales “por no cansarse, por haber estado ahí en estos complejos meses, como también han estado durante todos estos años de Revolución, acompañando con compromiso y seriedad, con nobleza y responsabilidad, cada acción diseñada por nuestro sistema sanitario y nuestro Gobierno para perfeccionar el enfrentamiento a la epidemia”.