Logo Logo
Banner 1-2.jpg

Reconocen rol de la población cubana en correcta implementación de políticas de precios

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

precios en la Tarea Ordenamiento

Foto: ACN

Meisi Bolaño Weiss, ministra de Finanzas y Precios, reconoció el rol de la población cubana en la correcta implementación de las políticas de precios aprobadas como parte del proceso de ordenamiento monetario.

En los primeros 13 días, en términos de comunicación con ese organismo, tuvieron lugar cerca de 500 contactos y 78 denuncias directas, informó este jueves la titular al intervenir en espacio radiotelevisivo Mesa Redonda.

Precisó que el país se encuentra ante una transformación impuesta por el ordenamiento monetario y financiero y que no se puede ver separada de las medidas aprobadas por el gobierno en 2020 como parte de la Estrategia Económica y Social y el enfrentamiento a la COVID-19.

Es una transformación de los precios provocada por la devaluación del peso frente al dólar (23 veces), lo cual hace más caras las importaciones, añadió Bolaño Weiss.

El proceso que comenzó el 1ro. de enero último implicó también una reforma integral de salario con el propósito de transformar los ingresos de la población y ello incrementa de igual manera los costos de los empleadores.

Además, destacó, se acomete la eliminación de subsidios y gratuidades excesivas, sin renunciar a las conquistas de la Revolución, y se lleva a cabo un proceso de correlación entre precios mayoristas y minoristas.

Recordó que en 1978 se aprobó el Decreto 28 que consistió en la reforma general de precios a partir de lo analizado en el I Congreso del Partido Comunista de Cuba y que se comenzó a implementar tres años después.

En 1994, en medio del llamado Periodo Especial, para impulsar la economía y sanear las finanzas internas se aprobaron nuevos precios para lograr equilibrios financieros, algunos de los cuales se mantuvieron hasta el pasado año.

Ahora ocurre una gran transformación en este sentido, pero junto a otras políticas que le dan un enfoque más integral; porque incluye transformaciones fiscales y financieras, dijo Bolaños Weiss.

Subrayó que una buena parte de los productos y servicios mayoristas tienen un incremento de sus costos debido al impacto del ordenamiento, no obstante, se han regulado para que no lleguen esos aumentos desde el primer momento a los valores minoristas mediante límites establecidos para que no crezcan más de lo diseñado.

Crecen precios, costos y gastos asociados, pero hay que aplicarlos correctamente y transformar la manera de hacer las cosas para que haya más eficiencia y productividad, aseveró la Ministra.

Señaló que existen valores que se mantienen por su impacto en la población, como son los de los productos destinados a consumidores de determinadas dietas médicas: niños, embarazadas, enfermedades crónicas y fórmulas basales.

Un total de 133 artículos industriales mantienen sus costes, así como un importante grupo de productos alimenticios, alegó.

Además, se mantienen centralizados otros de alto impacto que son comercializados por las cadenas de tiendas (alrededor de 209), y cerca de 489 de materiales de la construcción.

precios que no se movieron1

precios3

precios4

precios5

precios6precios7

precios8

precios9

precios10

Comedores obreros: El precio promedio debe ser 18 pesos

Con relación a los precios en los comedores obreros, la ministra de Finanzas y Precios dijo que este tema ha generado múltiples opiniones, pero siempre se ha trabajado con la perspectiva de cuidar y velar por los principios y el diseño que se planteó con la Tarea Ordenamiento.

Tomando en cuenta los múltiples criterios de la población (sobre precios en comedores obreros que sobrepasan las capacidades de niveles o escalas salariales), afirmó que “creemos que hay un grupo de administraciones, de empresas, que no hicieron el análisis que debieron hacer.

“Hay que tener en cuenta que los precios de los comedores son descentralizados bajo el principio de que sean costeables. Y cuando decimos ‘costeable’ no estamos hablando de excesos de utilidad, sino de que los ingresos por el cobro del comedor financien sus costos y gastos. En algunos casos, con la presencia de la cocina-comedor dentro de la propia empresa o unidad presupuestada, o con la contratación de una empresa de servicios que presta la alimentación”.

La ministra refirió que se incrementaron precios de comedores utilizando inventarios del año anterior que para nada están devaluados, “es decir, están todavía al uno por uno. Hay aciertos y desaciertos, y hay otras cosas en fase de estudio.

“Fue uno de los temas que se llevó primero a reevaluación, a partir de respetar el principio que se diseñó, que era que la población tuviera un entorno de hasta 18 pesos para costear sus gastos de comedor obrero en esa canasta de referencia de bienes y servicios”, precisó.

Por ello se adoptó el acuerdo de regular el precio promedio mensual máximo para el cobro a los trabajadores del comedor obrero, que va a tener una cota de 18 pesos. “¿Qué quiere decir? Que quizá un día nos puede costar 12 pesos, y otro 18 pesos, o 15 pesos. Pero el promedio debe ser 18, de modo que cuando se multiplique 18 por los días trabajados, esté en el entorno de los 432 pesos como gasto por almuerzo”.

Apuntó que las administraciones, cuando no logren cubrir gastos, tienen la posibilidad de dar alimentos opcionales para quienes los quieran adquirir y esto puede constituir una fuente de ingresos y compensar costos de vegetales, viandas o postres.

“En la actividad empresarial donde los costos y gastos no se financien en su totalidad con los ingresos de comedor, se plantea la posibilidad de que se puedan asumir con los resultados de la actividad empresarial, pero esos gastos no van a ser deducibles del pago del impuesto, teniendo en cuenta que indirectamente afectaríamos el presupuesto estatal y la redistribución de las riquezas que necesita ese presupuesto para financiar el gasto social en nuestro país y el desarrollo económico

“En el caso de la actividad presupuestada, puede ajustarse y financiar la diferencia siempre que no se incremente y no se exceda de su presupuesto aprobado. Esto parte de un principio de costeabilidad y es muy importante que las administraciones hagan las valoraciones para ir a una reducción de costos y gastos asociados sin deteriorar la calidad, que es otra de las preocupaciones de nuestros trabajadores”, explicó.

Enfatizó que “el hecho de que acotemos el precio del comedor obrero no es justificación para deteriorar la calidad, aunque no podemos desconocer las limitaciones en determinadas ofertas.

“Urge autogestionar, impulsar el autoconsumo, transformar la actividad del comedor obrero, buscar ofertas y crecernos ante estos problemas”, dijo.

Precisó que cuando hay otorgamiento de merienda en horario laboral no habitual, también se va a regular que esa merienda sea gratuita, “y cuando hablamos de horario no habitual no hablamos de turno laboral, sino de horas fuera del turno laboral”.

 

Pin It

Escribir un comentario

Cuando haga su comentario tenga en cuenta que:
- No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
- Los comentarios deben estar relacionados con el tema.
- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.

Código de seguridad
Refescar

Copyright 2018 -- Empresa de Aplicaciones Informáticas, DESOFT. v 1.0 Ultima actualización 07 de febrero del 2019