La política de la vivienda transita su segundo año, se ratifica como uno de los programas priorizados del país, por su alcance para el beneficio de la población y lo que aporta al desarrollo social.

La Comunidad de tránsito Miraflores, en el Consejo Popular Armada, del municipio capitalino de Boyeros, creada en 1989 ha ido mejorando las condiciones de vida a los que residen en el lugar. 

Amparada en la política de 2019 para erradicar o modificar las comunidades de tránsito, Miraflores cuenta con una población total de 772 personas y permitirá darle solución a 332 núcleos de la ciudad.

”Aquí está la obra de la Revolución, en la que se está beneficiando con una vivienda a las familias que llevan años albergadas; se les ha mejorado las condiciones de vida, y se trabaja por parte del Gobierno para que las personas se sientan satisfechas en cuanto a su calidad de vida”, dijo Alexander Lafargue Martes, delegado de la circunscripción 45 del Poder Popular en Miraflores. 

A pesar del agradecimiento de los ciudadanos por el mejoramiento de la calidad de vida, no siempre la satisfacción ha sido completa.  Así lo manifestó Elia Perdomo Torres, beneficiada con la entrega de una vivienda tras permanecer albergada 29 años. “La casa está muy buena, pero hay deficiencias en la calidad constructiva. Los cuartos no tienen puertas, no existe la terminación en la cocina, la meseta no fue terminada, no pusieron las tomas de la electricidad”. 

En Miraflores, familias procedentes de los municipios de Centro Habana, Diez de Octubre y Cerro fueron las primeras en beneficiarse con la nueva política de la vivienda trazada por el país.

Arianna Fourcoy Acosta, Técnica de Construcción Civil de la Empresa Constructora de Obras de Arquitectura No. 53 (ECOA) una de las entidades que asumen las labores constructivas en el lugar, dijo que donde se encuentra laborando la brigada No.1 se realiza actualmente el movimiento de tierra para seguir construyendo más edificios, la terminación de otros edificios que ya están casi concluidos, y la construcción de aceras. 

“Los apartamentos están estructurados en sala, comedor, cocina, hay de dos cuartos y de tres, así como patio, de acuerdo a la condición familiar de cada núcleo; sobre la calidad hemos solucionado las deficiencias y las personas han mostrado su satisfacción”, dijo Acosta.

Durante la década de los 80, cuando por orientaciones del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, se pretendía levantar en la capital más de 20 000 casas por año, la desaparición del campo socialista y el incremento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba impidieron continuar el ritmo ascendente de este programa. 

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Diaz-Canel Bermúdez, acogió la excelente idea de transformar las comunidades de tránsito, en las cuales hay una acumulación de problemas y aprovechando también la política de la vivienda trazada por la nación.

La Comunidad de tránsito Miraflores, es una prueba palpable de pensar como país, a fin de lograr que cada familia posea una vivienda decorosa.