De los 500 participantes en la batalla contra la pandemia, 230 trabajaron en el Sistema de Atención a la Familia (SAF) y el resto en las brigadas de luchas contra los coleros y revendedores.

Yinet Guerrero Porras, vicepresidenta de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) de la mencionada universidad, explicó que los estudiantes que residen en otros municipios trabajaron en sus respectivos territorios en coordinación con la UJC. De los municipios de La Habana, se destacó el Cerro con 38 participantes.

En este combate para llegar a la victoria ha sido imprescindible la organización y las relaciones de trabajo con diferentes factores e instituciones.

Asimismo, un tema de vital interés fue la donación de sangre. En los momentos en que llegó a Cuba la pandemia, la cual azota al mundo, estas son más necesarias, por lo que los colectivos universitarios fueron reconocidos en este acto por las cien donaciones que realizaron.