El esfuerzo del Estado y la Revolución para producir y mantener el desarrollo de varios sectores en medio de serias limitaciones económicas, fue resaltado por Luis Antonio Torres Iríbar, presidente del Consejo de Defensa Provincial (CDP) en la reunión de este jueves.

Gracias a esa labor ha sido posible garantizar suministros, aunque limitados, de renglones de primera necesidad, a pesar del recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos y además, alcanzar resultados alentadores en el enfrentamiento a la COVID-19.

Reinaldo García Zapata, vicepresidente de este órgano, informó del empeño de varios organismos, empresas y ministerios para acopiar niveles de alimentos que serán vendidos a la población en mercados y otras instalaciones, a partir del 20 de diciembre y hasta fin de año, incluida carne de cerdo con precios más bajos que las ofertas actuales.

Se suman algunos niveles de embutido, pescado fresco, refrescos y cervezas embotelladas de producción nacional, estas últimas destinadas a restaurantes que ofertarán cenas los días festivos, como es tradicional.

Sin hacerse las grandes ferias de las que disfrutaron los capitalinos en años anteriores, en esta ocasión, las mercancías serán expendidas de forma liberada, pero controlada, en unidades seleccionadas para ese fin. Allí organizarán ventas de tal forma que lleguen a la mayor cantidad de consumidores, de forma organizada, y mediante la activación de grupos de lucha contra coleros. Un equipo de trabajo mantendrá el chequeo de esta actividad en la que vienen trabajando desde el mes de septiembre, sumando recursos.

Las opiniones del pueblo debatidas en la reunión, estuvieron relacionadas con violaciones de precios topados de viandas, hortalizas y otros alimentos, además de situaciones con el abastecimiento de esos surtidos en los mercados.

El sistema de inspección informó que en la jornada aplicaron 72 multas, de ellas, 49 por violaciones de precios.
García Zapata exigió que además de estas medidas, es necesario tomar acciones más severas con los administradores en cuyas unidades detectaron irregularidades, las cuales pueden llegar hasta la sustitución de sus puestos.

El CDP valoró nuevamente el protocolo sanitario que corresponde cumplir a los viajeros al llegar al país para que nunca violen disposiciones sanitarias, como por ejemplo, informar que van a un lugar de destino y luego dirigirse a otros. A quienes incumplan las normas de aislamiento estricto, les aplicarán sanciones penales por propagación de epidemia.

En tal sentido, Torres Iríbar insistió en mantener un ejercicio fuerte de control con mucho rigor sobre quienes arriben al país, misión en la cual tiene alta responsabilidad los médicos, enfermeras de la familia y funcionarios que deben informarle a los viajeros su llegada al aeropuerto, cuál debe ser el comportamiento en la actual etapa de la pandemia.

Situación epidemiológica 

La Dirección Provincial de Salud informó que en la jornada anterior confirmaron tres positivos a la COVID-19. De ellos, dos cubanos y un cubano-americano. Se trata de un caso autóctono y dos importados, procedentes de España y Estados Unidos.

Dos de ellos abren controles de focos.

En la provincia acumulan dos pacientes sin fuentes de infección demostrada, de los municipios de Arroyo Naranjo y Centro Habana.

Existen 14 controles de focos activos de casos confirmados, en diez municipios. Todos con medidas de refuerzo adoptadas.