¿Qué es La Habana?

Una respuesta simple sería decir que representa la capital de Cuba. Otra opción sería contar parte de su historia: La Villa de San Cristóbal de La Habana, fundada en 1519 por el conquistador Pánfilo Narváez bajo las órdenes de Diego Velázquez, simboliza una de las primeras ocho villas fundadas por la corona española.

Esas variantes las puede considerar un foráneo, pero si eres cubano la respuesta debe ser profunda y contundente. Esas seis letras significan mucho más que unas cuantas propiedades demográficas o una ubicación en el mapa. Habana, es alegría, cultura, historia; Habana, es Cuba.

Se recuerda con cariño aquella noche del 16 noviembre de 2019 en la que el cielo se vistió de colores por los fuegos artificiales. Toda Cuba festejaba los cinco siglos de la Señora Capital. Las palabras del Doctor Eusebio Leal Spengler llegaron al corazón de cada cubano para forjar, una vez más, el orgullo ciudadano y patriótico.

En cambio, este año celebramos el aniversario 501 de una forma diferente pues se conoce las condiciones excepcionales que vivimos debido a la COVID-19. En consecuencia, la innovación de la Oficina del Historiador presenta un menú de propuestas para celebrar el cumpleaños de La Villa de San Cristóbal de la Habana.

Por otra parte, cumpliéndose tres meses de la pérdida física del Historiador de la Ciudad, glorificar la obra de su vida emerge como la ruta más indicada para la celebración. Darle seguimiento al programa de restauración y conservación del patrimonio capitalino nos convierte en cubanos Leales a Leal.

El Museo del Automóvil inaugurará su “garaje”, como decidió nombrar Leal a esta parte de la colección de autos clásicos y neoclásicos. Igualmente, la Casa Museo del Vedado reabre sus puertas al público tras la culminación de cambios en su fachada e interiores y la Casita de José Martí, ubicada en la otrora calle Paula, hoy Leonor Pérez, abrirá una nueva sala dedicada a talleres culturales.

“Memoria de las Piedras”, figura como nombre de la nueva propuesta por parte de la Oficina del Historiador dedicada a Eusebio. A través de paneles colocados en diferentes puntos de la ciudad, los caminantes podrán escanear un código QR desde su dispositivo móvil y acceder a la historia del sitio donde se encuentran contada por el propio Leal, a partir de fragmentos de su programa “Andar la Habana”.

La capital de todos los cubanos, en sus 501 años desprende alegría. Se convierte por segundos en un núcleo gigante que abarca toda la isla con su resplandor. Reafirma su belleza y procura su sabiduría, representándose a sí misma como lo que es: el corazón del caimán.