La dama del dominó

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.50 (2 Votes)
Creado: Viernes, 30 Noviembre 2018 16:00
Escrito por Desoft - La Habana
Visto: 2484


tumba doble tres dama domino

Hablaré de Juana Martín de Martín la que gozaba de una respetable familia y del reconocimiento social, pues era la propietaria del famoso jardín habanero El Fénix. Tenía una afición, le gustaba el juego, y siempre encontraba una excusa para iniciar una partida de dominó. Es decir que entre flores y fichas de dominó, transcurría la entretenida vida de Doña Juana.
El problema de Doña Juana no era el tiempo que le dedicaba a las fichas, sino lo alterada que se ponía cuando perdía una data. El 12 marzo de 1925 la suerte no la acompañaba, pues no lograba recuperarse de la racha adversa de los últimos días. Pero la suerte parecía esperarla a la vuelta de la esquina, o por lo menos así se lo aseguró una cartomántica y otros dedicados al arte de pronosticar el futuro.

Confiada, Doña Juana Martín de Martín inició su juego aquel 12 de marzo en la calle Galiano número 43, donde vivía. La partida se desarrollaba favorablemente. Solo necesitaba soltar la única ficha que le quedaba. Dos de los jugadores se pasaron, quedaba su cuñado Pedro por jugar; la victoria era casi segura y, justo antes de proclamarse ganadora y confirmar los designios de la adivinadora, Pedro extendió su mano y dominó. Juana no lo podía creer, se había quedado con el doble tres en las manos, y fue tanta su indignación que le sobrevinieron uno detrás de otro, tres infartos. Aún con la ficha fuertemente apretada entre sus manos dejó de existir Doña Juana Martín.

Fue inhumada el 13 de marzo de 1925 en la Necrópolis Cristóbal Colón. Encima de su panteón la acompaña la ficha del doble tres esculpida en mármol blanco y negro; y gravada, en la lápida, se puede repasar la partida que la muerte le ganó a Doña Juana.