Logo Logo
Banner 1-2.jpg

Producción y distribución de alimentos, prioridad a prueba de coronavirus

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

ministro alimentaria art.jpg

El Ministerio de la Industria Alimentaria (Minal) asegura la producción y distribución de alimentos para nuestro pueblo bajo cualquier circunstancia, asegurando el cumplimiento de las normas de calidad establecidas y un grupo de reglas que tienen que ver con la inocuidad de los alimentos, declaró Manuel Santiago Sobrino Martínez, titular del sector, durante su intervención en la Mesa Redonda.

Detalló que, partiendo de ese principio, durante el enfrentamiento a la pandemia se mantuvo activo todo el sistema productivo del Organismo: Se aseguraron los productos de la canasta familiar normada, se priorizaron las entregas a las instituciones de salud, incluidos los centros de aislamiento, y se mantuvo un nivel de producción para las cadenas de tiendas y las ventas en los mercados del Comercio Interior.

“No logramos satisfacer todas las demandas, pero sí un grupo importante de los productos necesarios”, dijo.

Como resultado del trabajo de prevención, la disciplina y el compromiso de los trabajadores y el acompañamiento de consejos de Defensa y autoridades de salud, sólo se reportaron 20 casos confirmados y 401 sospechosos de COVID-19 en el sector, puntualizó Sobrino Martínez.

Añadió que estas cifras no afectaron el trabajo continuo de las fábricas, en correspondencia con la disponibilidad de materia prima.

En las nuevas circunstancias, después de enfrentar la pandemia y al igual que el resto de los organismos, “el sistema del Minal tiene bien clara su tarea en la etapa pos-COVID-19 y ha elaborado su plan de medidas a todos los niveles y en concordancia con las diferentes fases que vaya escalando el país”, aseguró el ministro.

Como parte del mismo, comentó, un primer aspecto a resaltar es que será prioridad cumplir estrictamente todas las medidas previstas para evitar que se enfermen los trabajadores o que, desde el sector, se enferme a la población.

“Recordar siempre que un lugar donde se producen alimentos, tiene que cumplir con excelencia las normas de higiene e inocuidad establecidas”, precisó.

Además, el ministerio ha hecho todas las coordinaciones previas necesarias con los organismos con que posee vínculos. Se puntualizó cómo se trabajará en cada etapa con los ministerios de Comercio Interior, Agricultura e Industrias, entre otros, y eso es una garantía para las próximas etapas.

Sobrino Martínez declaró que se han conciliado las prioridades de la producción y el destino de las mismas, siendo prioridad la canasta familiar normada, las instituciones de salud y los centros de aislamiento, así como el resto de las entregas a los mercados.

“También se asegurarán las demandas del turismo en la medida de su incremento, dijo. Explicó que entre un 5 y un 10% de los niveles productivos de la industria alimentaria se destinan al turismo, por lo que están en condiciones de cumplirlo.

¿Cómo se comportará la canasta familiar normada durante la recuperación?

La entrega de los productos de la canasta familiar normada será la primera prioridad durante toda la etapa pos-COVID-19. Precisamente por ello, el titular del Minal comenzó detallando cómo está organizado este proceso en lo queda de junio y para el mes de julio.

En el caso de la harina y sus derivados, dijo, “se asegura para junio y se mantiene para julio el pan de la Canasta y además la producción diaria de pan liberado en la Cadena Cubana del Pan, donde hoy se introducen otras variedades para incrementar las ofertas a la población”.

Existen otras producciones locales, como galletas, fideos y repostería, que se han ajustado a partir de la disponibilidad de trigo. También se ajustó el pan que se entrega a organismos.

Mientras, en lo relativo a los productos lácteos, se completó la entrega de leche en el mes de junio y están asegurados los primeros días de julio. Además, se da seguimiento a los suministros y no deben existir dificultades de la leche para niños y dietas médicas.

En este mismo grupo se mantiene estable la producción de soya, asegurándose 15 000 toneladas mensuales. “Tenemos dificultades con las industrias de Guantánamo, Placetas y Manzanillo, pero se le da seguimiento”, reconoció el titular.

Sobrino Martínez explicó que, con las lluvias, se incrementa la entrega de leche a la industria. “Hoy recibimos 1 100 000 litros diarios y esto nos pone en una situación más favorable para incrementar la producción láctea”, dijo.

En paralelo, se aseguran los productos cárnicos previstos en la canasta familiar normada. Para ello, comentó, se trabaja en incrementar la eficiencia de los procesos y en la introducción de otras formulaciones para enfrentar el déficit de ganado. Sin embargo, el abastecimiento porcino, sobre todo, tendrá una situación compleja en los próximos meses.

Además, están aseguradas las entregas de café, la compota, el aceite y las pastas alimenticias previstas.

“La producción y entrega de aceite a las cadenas de tiendas en el país está estable y se cumplen los compromisos productivos”, dijo Sobrino Martínez.

Explicó que la industria nacional se ha recuperado e incluso crece con respecto al año anterior, pero este es un surtido en el cual se ha incrementado la demanda por déficit de la carne de cerdo y otras causas. Por tanto, hay momentos de tensión con este producto, pero se ajusta una estrategia de trabajo para incrementar la oferta en el segundo semestre.

Refiriéndose a otro componente importante de los productos subsidiados, el titular del Minal aseguró que están previstas las entregas de productos para las dietas médicas establecida por Salud Pública.

Garantizar productos de alta demanda, desafío del Minal para el verano

Como parte de su plan, el Minal ha visualizado cómo se comportará el verano 2020 en medio de las fases pos-COVID-19.

“Aunque el Ministerio tiene su plan elaborado, etapa por etapa, fase por fase, conciliado con los organismos y aprobado por los niveles correspondientes, explicaremos un grupo de aspectos de nuestras producciones para este momento”, anunció Sobrino Martínez.

Para asegurar productos de mucha demanda en la etapa veraniega, este organismo ha ido tomando provisiones:

  • Refrescos: Aunque este es un producto donde los planes aún no satisfacen la demanda, existe una situación favorable en la industria nacional. Por tanto, se asegura el cumplimiento de los planes de producción en los diferentes formatos. No obstante, se buscan alternativas para la producción enlatada.
  • Productos lácteos: En este caso, se aseguran los planes, a partir del cumplimiento de las entregas de leche por la Agricultura. En el mes de agosto habrá helado, yogurt y otros productos frescos.
  • Cervezas: Se garantiza en volumen total niveles similares al año anterior. Persiste la dificultad del suministro de las latas para el envasado, pero el resto de los surtidos se mantendrá. Se aseguró cerveza importada para cubrir la demanda en estos meses.
  • Bebidas alcohólicas: Hay una situación favorable con las materias primas y se aseguran las entregas.
  • Confituras y galletas: Se mantendrá trabajando la industria y se asegura un nivel de producción, pero hay limitación de un grupo de materias primas.

En toda esta producción, comentó Sobrino Martínez, “además de la industria nacional, estamos potenciando, atendiendo y sumando a la minindustria, microindustria, centros de elaboración, trabajadores por cuenta propia y a todos los productores que a nivel local pueden contribuir con la entrega de alimentos a nuestro pueblo”.

Industria Alimentaria: Principales medidas para la etapa pos-COVID-19

 “Asegurar los compromisos de la canasta básica, los centros de salud, las entregas para el verano, el turismo y prepararnos para una etapa más compleja a partir del impacto de la COVID-19 en la economía mundial y por ende en la economía cubana, serán prioridades de nuestro organismo durante los próximos meses”, detalló el titular del Minal.

Para cumplir con estos objetivos, se trabaja en un grupo de medidas en todos los ámbitos.

Sobrino Martínez comentó varias de ellas. En primer lugar, dijo, se reforzó el control interno en todas las instalaciones productoras de alimentos por los directivos de las empresas, la Oficina Nacional de Inspección Estatal y los auditores.

Mientras, el Instituto de Investigaciones de la Industria Alimentaria transferirá a la industria alimentaria productos desarrollados con anterioridad y diseñará nuevos, teniendo como principio que las materias primas principales deberán ser de alto componente nacional.

Este centro también realiza cursos de panadería y otras temáticas, utilizando la plataforma virtual “TeVeo” desarrollada por ALIMATIC, y asegurará que en los encuentros presenciales se traslade el personal catedrático, amplió el titular.

Priorizar los aseguramientos logísticos para la campaña de primavera de la leche y el mango, las pesquerías de escama de plataforma (fundamentalmente las corridas) y la acuicultura, también son líneas de trabajo.

Sobrino Martínez resaltó que, en la acuicultura, se recuperaron más de 300 hectáreas fuera de servicio, se suministran alevines a todas las estructuras con  posibilidades y se potencia la acuicultura familiar con 56 productores y más de 250 hectáreas. En ese camino, añadió, se explotarán los canales que reúnan condiciones.

Otra medida de este organismo está encaminada a optimizar el uso del suero lácteo y los derivados de la soya, garantizando encadenamientos productivos hacia delante con las industrias locales y otros organismos que procesen alimentos.

También se incrementarán los niveles de carne en conserva a partir de industrializar el mayor volumen de carne. Para ello, “se continuarán incrementando los niveles de industrialización de la carne vacuna y porcina en la elaboración de productos cárnicos y se aumentará el uso de extensores (harina de trigo, arroz, maíz, MDM, etc.)” detalló el ministro.

El plan de la industria alimentaria incluye, además, aprovechar más el reciclaje de envases disponible en todo el país, ampliar la red de toneles para la venta de cervezas y refrescos, dependiendo menos de las latas y ampliar la venta dispensada. También se trabaja para lograr el encadenamiento verdadero, efectivo con todos los actores económicos.

“Tenemos que diseñar productos y formato de envases para poner a disposición de los trabajadores por cuenta propia que elaboran alimentos, éstos también están en el combate y aportan de manera significativa” puntualizó Sobrino Martínez.

Estimular, atender y potenciar todas las fórmulas locales que desarrollan la transformación de alimentos para nuestro pueblo, microindustrias, minindustrias e incluir las producciones familiares tradicionales, serán también objetivos de este sector durante la fase recuperativa.

Según el titular, otras medidas apuntan a concentrar, en donde sea posible, las producciones y realizar los mantenimientos programados en el resto de las jornadas de trabajo.

Además, de conjunto con el Mincin, se habilitarán puntos de venta desde las instalaciones productivas y se crearán condiciones en la red para vender algunos surtidos a granel. Prestar atención al pago en plazo de los productores será también una prioridad.

El ministro comentó que se desarrolló la aplicación QuéDebate, para el constante intercambio con la población.

A modo de conclusión, Sobrino Martínez explicó que cuando se habla del cumplimiento de los planes se considera un referente, pero casi nunca significa satisfacción de las demandas.

“Los trabajadores del Minal, igual que el resto del pueblo cubano, estamos listos y en combate para enfrentar la nueva etapa”, finalizó

Pin It

Escribir un comentario

Cuando haga su comentario tenga en cuenta que:
- No debe usar palabras obscenas u ofensivas.
- Los comentarios deben estar relacionados con el tema.
- No se publicarán los comentarios que incumplan las políticas anteriores.

Código de seguridad
Refescar

Copyright 2018 -- Empresa de Aplicaciones Informáticas, DESOFT. v 1.0 Ultima actualización 07 de febrero del 2019